Ahora, WhatsApp podrá usar información de ubicación, dirección IP, código de área de número de teléfono. La plataforma asegura esa información le permitirá dar más soporte a diagnósticos y resolución de problemas.


Sin embargo, los datos no implican solo al propietario del número de teléfono, porque WhatsApp también podrá recopilar información de sus contactos o terceras personas, por ejemplo, con quiénes conversa más o con qué negocio se familiariza más.

WhatsApp señala este como un aspecto importante para las empresas ya que les permitirá comprender como es que los usuarios utilizan sus servicios, personalizando funciones, contenido, ofertas y anuncios relevantes según esta información extra. Asimismo, tendrá acceso a cuestiones como la carga de la batería, el proveedor de internet, el sistema operativo y la potencia de la señal.

La información oficial plantea nuevas reglas sobre tres aspectos:
– “El servicio de WhatsApp y cómo tratamos tus datos”.
– “Cómo las empresas pueden usar los servicios alojados de Facebook para almacenar y administrar sus chats de WhatsApp”.
– “Cómo nos asociamos con Facebook para ofrecer integraciones en los productos de las empresas de Facebook”.


Estos cambios serán apartir del próximo 8 de febrero.